viernes, 19 de septiembre de 2014

Gracias

A Ale

Hay quien escribe como quien mama, buscando el objeto perdido para siempre.
Hay quien vive como quien ama, en la misma búsqueda maravillosa por inútil.

Hay quienes saben que la vida resulta una brisa suave o un viento fuerte, pero imperiosamente corta, que acaba por acabarse.

Hay quien canta como imitando naturalezas que nunca verá.
Hay quien sólo llena los ojos de paisajes preciosos para contarlos.

A vos, que pudiste decir los paisajes, que los desnudaste para vestirlos con el ropaje de tus palabras, a vos te quisiera escuchar.

A vos, que sos quien puede bailar en medio del silencio, aunque suene como estruendos profundos, que coronás los mares con la espuma de tus brazos, que contemplas en tus hojas las hojas del tiempo eterno.

Deja escritas las palabras que el viento no te oirá más decir.
Deja entre las líneas de los versos no dichos, todas las asíntotas de este espacio que se escapa y diluye, como todo en los finales.

Que el sueño te acaricie suave, como acariciás a la vida, para que no te vayas tan pronto...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada