viernes, 30 de diciembre de 2011

Canción para un vals lento (Mário Quintana)


Una poesía de Mário Quintana... en su idioma original y en español...

Canción para un vals lento

Mi vida no fue un romance...
nunca tuve hasta hoy un secreto.
Si me amares, no lo digas, que muero
de sorpresa... de encanto... de miedo.
Mi vida no fue un romance...
mi vida pasó por pasar.
Si me amas, no finjas, que vivo
esperando un amor para amar.
Mi vida no fue un romance,
pobre vida... pasó sin enredos.
Gloria a ti, que me llenas de vida,
de sorpresa, de encanto, de miedo.
Mi vida no fue un romance...
¡ay, de mí! Ya se irá a acabar...

“Canção Para Uma Valsa Lenta”

Minha vida não foi um romance…
Nunca tive até hoje um segredo.
Se me amar, não digas, que morro
De surpresa… de encanto… de medo…
Minha vida não foi um romance
Minha vida passou por passar
Se não amas, não finjas, que vivo
Esperando um amor para amar.
Minha vida não foi um romance…
Pobre vida… passou sem enredo…
Glória a ti que me enches de vida
De surpresa, de encanto, de medo!
Minha vida não foi um romance…
Ai de mim… Já se ia acabar!

Mário Quintana

martes, 27 de diciembre de 2011

Alegría del Cronopio


Encuentro de un cronopio y un fama en la liquidación de la tienda La Mondiale.

-Buenas tardes, fama. Tregua catala espera. -Cronopio cronopio? -Cronopio cronopio. -Hilo? -Dos, pero uno azul.

El fama considera al cronopio. Nunca hablará hasta no saber que sus palabras son las que convienen, temeroso de que las esperanzas siempre alertas no se deslicen en el aire, esos microbios relucientes, y por una palabra equivocada invadan el corazón bondadoso del cronopio.

-Afuera llueve- dice el cronopio. Todo el cielo. -No te preocupes- dice el fama. Iremos en mi automóvil. Para proteger los hilos.

Y mira el aire, pero no ve ninguna esperanza, y suspira satisfecho. Además le gusta observar la conmovedora alegría del cronopio, que sostiene contra su pecho los hilos -uno azul- y espera ansioso que el fama lo invite a subir a su automóvil.

De "Historia de Cronopios y de Famas". Gracias Julito, una vez más.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Dolores


Supe ser
de tu jardín flor eterna.
Supe ser
de tu mar la ola que llega.
Supe ser también,
la áspera roca en que tu barco naufrague...

Sé ser ausencias,
desiertos,
tristezas.
Sé ser desidias,
soledades,
pedradas.

Sabré si soy alguna vez,
sabré si fui, si seré.
Miraré lágrimas romper contra playas vacías.
Y lloraré otra noche más, otros mañanas,
y lloraré otro verano que llegue
y seré, sin saber, árbol seco,
arena gruesa, vientos norte,
dolores infinitos en cajas sin cristales,
cajitas sin colores ajadas por el tiempo...

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Texto Surrealista - Artaud

Afuera es primavera,
los pájaros que vuelan,
la luz en la ventana
me despertaba...

Volver un poco al surrealismo, que me llena de energía en mañanas huecas de toda pasión...
Algo de Artaud, un texto publicado en "La Révolution Surréaliste", Nº 2 (1925)


El mundo fisíco todavía está allí. Es el parapeto del yo el que mira y sobre el cual ha quedado un pez color ocre rojizo, un pez hecho de aire seco, de una coagulación de agua que refluye.

Pero algo sucedió de golpe.

Nació una aborrecencia quebradiza, con reflejos de frentes, gastados, y algo como un ombligo perfecto, pero vago y que tenía color de sangre aguada y por delante era una granada que derramaba también sangre mezclada con agua, que derramaba sangre cuyas líneas colgaban; y en esas líneas, círculos de senos trazados en la sangre del cerebro.

Pero el aire era como un vacío aspirante en el cual ese busto de mujer venía en el temblor general, en las sacudidas de ese mundo vítreo, que giraba en añicos de frentes, y sacudía su vegetación de columnas, sus nidadas de huevos, sus nudos en espiras, sus montañas mentales, sus frontones estupefactos. Y, en los frontones de las columnas, soles habían quedado aprisionados al azar, soles sostenidos por chorros de aire como si fueran huevos, y mi frente separaba esas columnas, y el aire en copos y los espejos de soles y las espiras nacientes, hacia la línea preciosa de los seno, y el hueco del ombligo, y el vientre que faltaba.

Pero todas las columnas pierden sus huevos, y en la ruptura de la línea de las columnas nacen huevos en ovarios, huevos en sexos invertidos.

La montaña está muerta, el aire esta eternamente muerto. En esta ruptura decisiva de un mundo, todos los ruidos están aprisionados en el hielo; y el esfuerzo de mi frente se ha congelado.

Pero bajo el hielo un ruido espantoso atravesado por capullos de fuego rodea el silencio del vientre desnudo y privado de hielo, y ascienden soles dados vuelta y que se miran, lunas negras, fuegos terrestres, trombas de leche.

La fría agitación de las columnas divide en dos mi espíritu, y yo toco el sexo mío, el sexo de lo bajo de mi alma, que surge como un triángulo en llamas.




















domingo, 27 de noviembre de 2011

La persistencia del tiempo


"(...) el tiempo no se puede concebir sin el espacio, dice cada uno de mis cuadros. Mis relojes blandos no son sólo una imagen poética de la realidad, sino la definición más perfecta que puedan dar las más elevadas especulaciones matemáticas del espacio tiempo, porque mejor que una ecuación matemática los relojes blandos dan una definición de vida. Tiempo elevado a la máxima potencia."
Salvador Dalí, sobre "La persistencia de la memoria" (también llamado Los relojes blandos o El tiempo derretido), 1931, actualmente en el Museo de Arte Moderno de New York)


      El tiempo resulta en mis pobres circunvalaciones hacia mi misma uno de esos dolores intensos, agudos y persistentes. Es lo inasible y por tanto, doloroso; la agudeza se la da la misma belleza efímera y lujuriosa; la persistencia, para qué preguntarlo, el tiempo es exactamente la persistencia. 
      Y sin embargo, aún sabiendo que no es por esas rutas catastróficas por donde debiera dejar circular a mi mente, es inevitable, uno de esos tantos inevitables que a esta altura resultan hasta pozos acolchonados, de tan conocidos.
     Las especulaciones sumadas a la procastinación, los días corriendo como cataratas inmunes a cualquier pedido de piedad, las horas muertas, dormidas, revueltas entre el calor estival de un Buenos Aires tropical. 
      A veces creo que todo podría solucionarse poniendo predicado en las oraciones, quiero decir, intentando dejar de hacer una descripción y narrar, aunque eso sería contar y un poco me espanta ser contadora. Predicar sobre tantas cosas, creo que sólo quiero oir alguna vez algún silencio, aún cuando sea artificial. 
    El punto es que de cualquier manera, el tiempo continua siendo, fue, será. Maldito esquema mental, cavilaciones inútiles, intelectualidades berretas por no poder ser sólo un poco de vida (comer,amar, rezar).



martes, 15 de noviembre de 2011

Algo de Rilke


Quién sabe porqué los poetas malditos tienen algo de benditos, en esa fluctuación de idas y venidas hacia los pensamientos que se piensan poéticos. Puro meta-pensamiento, al fin y al cabo, en algo de eso se va gran parte de mi vida.
Leí en Página/12 que esta semana hay una muestra sobre Tsvietaieva, y en algo del cuerpo de la nota, algo sobre Rilke, y me acordé de ese hermoso libro, Cartas a un joven poeta; y encontré, como siempre al abrirlo, algo que me gustó.
Acá queda, un extracto de la Carta Número 1:

"(...) Pregunta si sus versos son buenos. Me lo pregunta a mí. Antes lo ha preguntado a otros. Los envía a revistas. Los compara con otros poemas, se inquieta cuando ciertas editoriales rechazan sus intentos. Ahora (ya que me ha autorizado a aconsejarle), ahora le pido que deje todo esto. Usted mira hacia fuera y precisamente esto, en este momento, no le es lícito. Nadie puede aconsejarle ni ayuarle, nadie. Sólo hay un medio. Entre en sí mismo. Investigue el fundamente de lo que usted llama escribir; compruebe si está enraizado en los más profundo de su corazón; confiésese a sí mismo si se moriría irremisiblemente en el caso de que se le impidiera escribir. Sobre todo, pregúntese en la hora más callada de su noche: ¿Debo escribir? Excave en sí mismo en busca de una respuesta que venga de lo profundo. Y si de allí recibiera una respuesta afirmativa, si le fuera permitido responder a esta seria pregunta con un fuerte y sencillo "debo", construya su vida en función de tal necesidad; su vida, incluso en las horas más indiferentes e insignificantes, ha de ser un signo y un testimonio de ese impulso. Después, aproxímese a la naturaleza e intente decir como el primer hombre qué ve y experimenta, qué ama y pierde (...)"

(Cartas a un joven poeta, Carta 1, Rainer María Rilke)

viernes, 11 de noviembre de 2011

Gelman I


Tal vez bajo del pelo, bajo el párpado,
bajo humos, sábados, paredes, trajes,
aymeduelen, vecinos, hastaluegos,
guarda la gente un poco de ternura.

Es tal vez bajo el ala del sombrero
o tal vez en la mano, en su pañuelo,
donde la gente suele atardecer
cuando la tarde es cruel como un cuchillo.

Y si no, ¿cómo explica su mejilla?
¿Y cómo explica su continuo andar,
reír, pelear, me digo, cómo explica,
si esto pega tan duro en el estómago?

Tal vez bajo la noche,
la gente saca su ternura a ver
si algo le han dado, si algo le ha dolido,
charla un poco, desteje su cansancio,
suelta un pájaro y sueña hasta mañana.

(De "Violín y otras cuestiones")

jueves, 10 de noviembre de 2011

Descargate el Libro de Adrián Paenza ¿Cómo, esto también es matemática?


Descargate el Libro de Adrián Paenza ¿Cómo, esto también es matemática? 

¿Cómo, esto también es matemática?
¡Todo es matemática! Máquinas tragamonedas,
claves secretas, laberintos, puentes flexibles
y moscas que vuelan rápido como trenes.

Si uno pregunta la solución de un problema, el conocimiento NO
permanece. Es como si uno lo hubiera pedido prestado. En cambio,
si lo piensa uno, es como haberlo adquirido para siempre.

Descargalo Haciendo Clik acá ----> ¿Cómo, esto también es matemática? PDF

miércoles, 26 de octubre de 2011

Perpetua



Una vez más, quisiera ser poeta y tener palabras, que esas emociones que salen por el cuerpo, que se amontonan en revoloteos de mariposas en la garganta; puedan ser palabras.
La alegría es extraña, porque es una alegría basada en tristeza que viene de ser hijos de la historia.

Después de más de 30 años, saber que los jirones de piel picaneada, que los úteros arañados, que los muertos sin tumba que permanecen entre nosotros; están impregnados en el olor de esos señores. En sus hálitos, debajo de sus uñas pudras, entre su respiración y nuestro aire. En sus cafés manchados, en sus comidas de harina y cartón, en sus dientes gastados de apretarse de odio. Eso que no se lava, que no se limpia, que no sale nunca de esos cuerpos repugnantes de señores.

Que puedo tener una luz de esperanza en la justicia, no en la divina, en la que nos hace querer vivir juntos, en la que nos deja sentir la paz común, y común no es sólo cotidiano, es de a varios, es sentirme un poco más cerca por un lazo invisible.

Sigue un temblor, la alegría fría que corre por el cuerpo, la tristeza cálida que se calma en una bella sensación de creer en la vida, en la paz, en el amor. Eso es justicia, eso también es justicia social, compañeros.


viernes, 14 de octubre de 2011

Oda a la pereza

Una vez más, Neruda. Ayer abrí "Odas elementales" en cualquier página, y encontré la Oda a la pereza...

Odas elementales (1954), junto con "Nuevas odas elementales"(1955) y "Tercer libro de las odas" (1957) conforman una trilogía maravillosa, que reúne, según el propio Neruda, poemas elementales en relación a la forma simple y directa en la que están escritos, a la fluidez de los versos y a la razón de los temas de que se ocupan; entendiendo elementales no solo a lo básico, sino a lo material, a los elementos.

Dejo la Oda a la pereza y una foto, de uno de mis pecados capitales favoritos...

Oda a la pereza

Ayer sentí que la oda
no subía del suelo.
Era hora, debía
por lo menos
mostrar una hoja verde.
Rasqué la tierra: "Sube,
hermana oda
—le dije—
te tengo prometida,
no me tengas miedo,
no voy a triturarte,
oda de cuatro hojas,
oda de cuatro manos,
tomarás té conmigo.
Sube,
te voy a coronar entre las odas,
saldremos juntos, por la orilla
del mar, en bicicleta".
Fue inútil.

Entonces,
en lo alto de los pinos,
la pereza
apareció desnuda,
me llevó deslumbrado
y soñoliento,
me descubrió en la arena
pequeños trozos rotos
de sustancias oceánicas,
maderas, algas, piedras,
plumas de aves marinas.
Busqué sin encontrar
ágatas amarillas.
El mar
llenaba los espacios
desmoronando torres,
invadiendo
las costas de mi patria,
avanzando
sucesivas catástrofes de espuma.
Sola en la arena
abría un rayo
una corola.
Vi cruzar los petreles plateados
y como cruces negras
los cormoranes
clavados en las rocas.
Liberté una abeja
que agonizaba en un velo de araña,
metí una piedrecita
en un bolsillo,
era suave, suavísima
como un pecho de pájaro,
mientras tanto en la costa,
toda la tarde,
lucharon sol y niebla.
A veces
la niebla se impregnaba
de luz
como un topacio,
otras veces caía
un rayo de sol húmedo
dejando caer gotas amarillas.
En la noche,
pensando en los deberes de mi oda
fugitiva,
me saqué los zapatos
junto al fuego,
resbaló arena de ellos
y pronto fui quedándome
dormido.

Pablo Neruda

sábado, 8 de octubre de 2011

Pre posiciones





Son sonoros
son sombreros
son sones que se escuchan
                          en silencio
                          con silencios
                          entre silencios

A ante bajo cabe con
también
de desde en entre
sin sobre

Sin cartas ni sobres
sin pelos ni mañas

Cuando fue el día aquel en que no fui
la linda gacela sonriente
la mariposa estrellada de alas púrpura.

Cuando fue (entonces) la noche
                                     que no fue estrellada,
                                     que no tuvo lunas, que empalideció
                                     detrás de las perlas albas.



domingo, 2 de octubre de 2011

Destapa algún sueño


La canción es Cuando podrás amar... a mí me gustaría más que se llame Destapa algún sueño...

No está mal
que bailes desnuda
sobre el agua del mar
si te quieres ver así.
Hay lugar
aunque crea que
esto no da para más,
no importa
que te rías de mí.

Cuando podrás
amar sin tantos complejos
para salir del tedio
destapa algún sueño.

Da para más
que desear el confort
teniendo un control,
no quiero terminar así.

Caminar,
sólo andar buscando
lo que me hace bien,
el lastre vamos a despedir.

Quién nos puede decir
qué es lo correcto,
para salir del tedio
destapa algún sueño.

No está mal
que bailes desnuda
sobre el agua del mar
si te quiero ver así.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Proserpina


Proserpina fue hija de Ceres y Júpiter; una diosa encantadora, raptada -para hacerla su esposa- por Plutón. Ceres la buscó por todos lados, pero no pudo hallarla, entonces, Júpiter, preocupado, mandó a Mercurio para que Plutón liberase a su hija. 
Plutón obedeció, pero antes de dejar a Proserpina partir, le dio de comer seis semillas de granada, que simbolizaban la fidelidad en el matrimonio. De éste modo, ella tendría que vivir seis meses al año con él, y el resto con su madre. 
Ésta es pues la razón de la primavera: cuando Proserpina vuelve con su madre, Ceres decora la tierra con flores de bienvenida... hasta el otoño, en que Proserpina vuelve al Hades y todo vuelve a perder color...

Estemos prontos para recibir a la linda Proserpina que está llegando. Y, como corresponde, dejo la maravillosa canción de Spinetta...



Dame una palabra...
y yo te daré dos,
¡oh bailarina!
Y mírate microbio...
en el haz de luz,
de Proserpina...
Y es que tu amor es un arco dorado...
tu amor es un círculo mágico...
tu amor es un eco de luz...
y ¿ cómo ajustarlo a tu vida...
una vez más ?
Solo la esperanza,
guía la verdad...
uh mediodía...
Cuida de mis alas,
en la ingratitud...
oh, Proserpina...
Y es que tu amor es un arco dorado,
tu amor es un río divino...
tu amor como un árbol de luz...
y ¿ cómo ajustarlo a tu vida...
una vez más ?
Una caja fuerte,
y un viejo reloj,
ya no me sirven...
Quiero tus tesoros,
ya, hermosa flor...
Oh, Proserpina...!
Y es que tu amor es un arco dorado...
tu amor es un círculo mágico...
tu amor es un eco de luz...
y ¿ cómo ajustarlo a tu vida...
una vez más?





sábado, 3 de septiembre de 2011

Tú me quieres blanca - Alfonsina Storni



Tú me quieres alba,
me quieres de espumas,
me quieres de nácar.
Que sea azucena
sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada.

Ni un rayo de luna
filtrado me haya.
Ni una margarita
se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
tú me quieres blanca,
tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
las copas a mano,
de frutos y mieles
los labios morados.

Tú que en el banquete
cubierto de pámpanos
dejaste las carnes
festejando a Baco.
Tú que en los jardines
negros del Engaño
vestido de rojo
corriste al Estrago.

Tú que el esqueleto
conservas intacto
no sé todavía
por cuáles milagros,
me pretendes blanca
-Dios te lo perdone-,
me pretendes casta
-Dios te lo perdone-,
¡me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
vete a la montaña;
límpiate la boca;
vive en las cabañas;
toca con las manos
la tierra mojada;
alimenta el cuerpo
con raíz amarga;
bebe de las rocas;
duerme sobre escarcha;
renueva tejidos
con salitre y agua.

Habla con los pájaros
y lévate al alba.
Y cuando las carnes
te sean tornadas,
y cuando hayas puesto
en ellas el alma
que por las alcobas
se quedó enredada,
entonces, buen hombre:
preténdeme blanca,
preténdeme nívea,
preténdeme casta.

Alfonsina Storni

jueves, 1 de septiembre de 2011

Oda a la vida



La noche entera
con un hacha
me ha golpeado el dolor,
pero el sueño
pasó lavando como un agua oscura
piedras ensangrentadas.
Hoy de nuevo estoy vivo.
De nuevo
te levanto,
vida,
sobre mis hombros.

Oh vida, copa clara,
de pronto
te llenas
de agua sucia,
de vino muerto,
de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas,
y muchos creen
que ese color de infierno
guardarás para siempre.

No es cierto.

Pasa una noche lenta,
pasa un solo minuto
y todo cambia.
Se llena
de transparencia
la copa de la vida.
El trabajo espacioso
nos espera.
De un solo golpe nacen las palomas.
Se establece la luz sobre la tierra.

Vida, los pobres
poetas
te creyeron amarga,
no salieron contigo
de la cama
con el viento del mundo.

Recibieron los golpes
sin buscarte,
se barrenaron
un agujero negro
y fueron sumergiéndose
en el luto
de un pozo solitario.

No es verdad, vida,
eres
bella
como la que yo amo
y entre los senos tienes
olor a menta.

Vida,
eres
una máquina plena,
felicidad, sonido
de tormenta, ternura
de aceite delicado.

Vida,
eres como una viña:
atesoras la luz y la repartes
transformada en racimo.

El que de ti reniega
que espere
un minuto, una noche,
un año corto o largo,
que salga
de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte
sus manos a otras manos,
que no adopte ni halague
a la desdicha,
que la rechace dándole
forma de muro,
como a la piedra los picapedreros,
que corte la desdicha
y se haga con ella
pantalones.
La vida nos espera
a todos
los que amamos
el salvaje
olor a mar y menta
que tiene entre los senos.



Pablo Neruda

miércoles, 24 de agosto de 2011

El Gólem - Borges

Un día como hoy, pero de hace 112 años nacía en Buenos Aires, Jorge Luis Borges. No hallé nada para decir, que no pudiera haber sido mejor dicho por él. Así que dejo un poema, algo largo, pero realmente hermoso. Debajo, el video con su voz.

El Gólem

Si (como el griego afirma en el Cratilo)
el nombre es arquetipo de la cosa,
en las letras de rosa está la rosa
y todo el Nilo en la palabra Nilo.

Y, hecho de consonantes y vocales,
habrá un terrible Nombre, que la esencia
cifre de Dios y que la Omnipotencia
guarde en letras y sílabas cabales.

Adán y las estrellas lo supieron
en el Jardín. La herrumbre del pecado
(Dicen los cabalistas) lo ha borrado
y las generaciones lo perdieron.

Los artificios y el candor del hombre
no tienen fin. Sabemos que hubo un día
en que el pueblo de Dios buscaba el Nombre
en las vigilias de la judería.

No a la manera de otras que una vaga
sombra insinúan en la vaga historia,
aún está verde y viva la memoria
de Judá León, que era rabino en Praga.

Sediento de saber lo que Dios sabe,
Judá León se dio a permutaciones
de letras y a complejas variaciones
y al fin pronunció el Nombre que es la Clave.

La Puerta, el Eco, el Huésped y el Palacio,
sobre un muñeco que con torpes manos
labró, para enseñarle los arcanos
de las Letras, del Tiempo y del Espacio.

El simulacro alzó los soñolientos
párpados y vio formas y colores
que no entendió, perdidos en rumores
y ensayó temerosos movimientos.

Gradualmente se vio (como nosotros)
aprisionado en esta red sonora
de Antes, Después, Ayer, Mientras, Ahora,
Derecha, Izquierda, Yo, Tú, Aquellos, Otros.

(El cabalista que ofició de numen
a la vasta criatura apodó Golem;
estas verdades las refiere Scholem
en un docto lugar de su volumen.)

El rabí le explicaba el universo
"Esto es mi pie; esto el tuyo; esto la soga."
y logró, al cabo de años, que el perverso
barriera bien o mal la sinagoga.

Tal vez hubo un error en la grafía
o en la articulación del Sacro Nombre;
a pesar de tan alta hechicería,
no aprendió a hablar el aprendiz de hombre,

Sus ojos, menos de hombre que de perro
y harto menos de perro que de cosa,
seguían al rabí por la dudosa
penumbra de las piezas del encierro.

Algo anormal y tosco hubo en el Golem,
ya que a su paso el gato del rabino
se escondía. (Ese gato no está en Scholem
pero, a través del tiempo, lo adivino.)

Elevando a su Dios manos filiales,
las devociones de su Dios copiaba
o, estúpido y sonriente, se ahuecaba
en cóncavas zalemas orientales.

El rabí lo miraba con ternura
y con algún horror. ¿Cómo (se dijo)
pude engendrar este penoso hijo
y la inacción dejé, que es la cordura?

¿Por qué di en agregar a la infinita
serie un símbolo más? ¿Por qué a la vana
madeja que en lo eterno se devana,
di otra causa, otro efecto y otra cuita?

En la hora de angustia y de luz vaga,
en su Golem los ojos detenía.
¿Quién nos dirá las cosas que sentía
Dios, al mirar a su rabino en Praga?

miércoles, 13 de julio de 2011

Tempestades oscilantes


Vine a buscar el listado de cosas que me hacen feliz.
Lo encontré, y pensé que hoy no me hizo cosquillas salir temprano del trabajo, ni dormir la siesta, ni el sol en la cara.
Ni taparme con el acolchado gordito ni una canción.
¿Será que la tristeza lo tapa todo?
¿Para dejar de estar triste hay que saber por qué uno está triste?
¿Hay que dejar de estar triste? ¿Qué clase de absurdo embrujo hace que el trinar de los aparentes mismos pájaros dejen de ser melodías para ser ruido?
¿Qué hay de regodeo en las lágrimas propias? ¿Cuánto hay de ridículo en una sonrisa vacía?

Y son preguntas, y son respuestas, aunque no parezcan, porque parece que en todo hay un poco de nada, y aún en la nada, tiene que estar el todo. Porque no hay explicaciones a veces, pero eso es inexplicable en este razonar occidental moderno y pos-todo.

Si en la simpleza está la belleza,
si la belleza no es más que ese trinar,
que esas hojas secas,
que esos árboles desnudos,
que esas estrellas que no se ven en todos lados...

¿Son antifaces que tapan lo bello? ¿Son puntos de vista de cualquier ciego? Parecen los gritos mudos de los sueños. Y pienso en Munch... y un poco de horror, y en eso calma la tempestad... ¿cómo es posible calmar la tempestad pensando en un terremoto? Oscilantes tempestades que parecen traer olas cada vez más enérgicas...

domingo, 10 de julio de 2011

Ciudad de pobres corazones - Fito Páez

En esta puta ciudad
todo se incendia y se va,
matan a pobres corazones,
matan a pobres corazones.
En esta sucia ciudad
no hay que seguir ni parar,
ciudad de locos corazones,
ciudad de locos corazones...
No quiero salir a fumar,
no quiero salir a la calle con vos;
no quiero empezar a pensar
quién puso la hierba en el viejo cajón.
¡Buen dia Lexotanil!,
buen dia señora, buen dia doctor;
Maldito sea tu amor,
tu inmenso reino y tu ansiado dolor.
¿Qué es lo que quieres de mi?
¿Qué es lo que quieres saber?
no me veras arrodillado,
no me veras arrodillado.
¡Dicen que ya no soy yo!
que estoy mas loco que ayer.
Y matan a pobres corazones,
matan a pobres corazones.
No quiero salir a fumar,
no quiero salir a la calle con vos;
no quiero empezar a pensar
quien puso la hierba en el viejo cajón.
Buen dia Lexotanil,
buen dia señora, buen dia doctor.
Maldito sea tu amor,
tu inmenso reino y tu ansiado dolor.
En esta puta ciudad
todo se incendia y se va,
matan a pobres corazones,
matan a pobres corazones...
matan a pobres corazones...

viernes, 8 de julio de 2011

Lenguaje



Dice Cortázar en alguna página de "Diario de Andrés Fava":


Se dice -y uno sonríe-: "El lenguaje me impide expresar lo que pienso, lo que siento". Más cierto sería decir: "Lo que pienso, lo que siento me impiden llegar al lenguaje". Entre mi pensar y yo, ¿se opone el lenguaje? No. Es mi pensar el que se cruza entre mi lenguaje y yo.

Ergo no hay otra salida que izar el lenguaje hasta que alcance autonomía total. En los grandes poetas, las palabras no llevan consigo el pensamiento; son el pensamiento. Que, claro, ya no es pensamiento sino verbo.

No puedo más que compartirlo. Y seguir rendida a Cortázar...

miércoles, 22 de junio de 2011

Precisión


Hace muchos años me compré un libro hermoso, de tapa blanda y amarilla, con dibujos en negro y blanco; trataba sobre un conejo... no recuerdo el título, pero sí que me gustó mucho y que se lo presté a mi hermosa sobrina, y quizás lo tenga ella, porque en mi biblioteca no está...

De todos modos, ese fue el camino que me llevó a Clarice Lispector, una de las mejores escritoras brasileñas, de origen ucraniano, que se inscribió dentro del modernismo del 45, aunque no se ciñó estrictamente a ninguna escuela. Encontré este texto, pequeño e inmenso, porque sabemos que el tamaño en estos casos no se mide en palabras... lo dejo en el portugués original y en una casera traducción.

Precisión

Lo que me tranquiliza es que todo lo que existe, existe con una precisión absoluta. Lo que es del tamaño de una cabeza de alfiler, no sobrepasa ni una fracción de milímetro su tamaño de cabeza de alfiler. Todo lo que existe es de una gran exactitud. Es una pena que la mayor parte de lo que existe con esa exactitud nos sea técnicamente invisible. Lo bueno es que la verdad llega a nosotros como un sentido secreto de las cosas. Nosotros, terminamos adivinando, confundidos, la perfección.

Precisão

O que me tranqüiliza é que tudo o que existe, existe com uma precisão absoluta. O que for do tamanho de uma cabeça de alfinete não transborda nem uma fração de milímetro além do tamanho de uma cabeça de alfinete. Tudo o que existe é de uma grande exatidão. Pena é que a maior parte do que existe com essa exatidão nos é tecnicamente invisível. O bom é que a verdade chega a nós como um sentido secreto das coisas. Nós terminamos adivinhando, confusos, a perfeição.


martes, 14 de junio de 2011

Días


Hay días para quedarse a mirar,
hay días en que hay poco para ver.
(Andrés Calamaro)

Hay días en que quisiera ser pintora,

o bailarina

o artista de circo,
y viajar por el mundo.

Hay días en que los cielos son todos iguales
las nubes son cenizas,
los ríos no son más que agua sucia,
las luces son reflejos débiles de arco iris ajenos.

Hay días en que los poetas lloran,
las almas crujen,
las hojas del otoño dejan de ser secas para ser mustias.

Los olores
los colores
los collares

Sin prisa
Con prisa
Compresa
Presa

Por el mundo
viajar
Ser artista de circo
O bailarina
O pintora...
hay días en que quisiera ser...
quien sabe...
sólo ser.

miércoles, 8 de junio de 2011

Colores

En una paleta de grises interminables hay también luces y sombras, matices que cambian hasta lo indecible.

Entre la ausencia de color y la totalidad, la vida que va en un péndulo entre la nada y el todo, llenando espacios, ora con hojas marchitas, ora con naranjos en flor.

Y el fondo sigue debatiendo entre un cúmulo de verdes, de rojos, de amarillos, de fosforecencias y de pasteles.

Y un sol que sale, una nube que lo tapa, una lluvia que cae, un trueno que asusta y ese rayo que parte el alma en dos...


jueves, 2 de junio de 2011

Gris

Soledades infames
que no abandonan nunca.
Dolores intensos,
ardores, pinchazos.

Soledad antigua o nueva,
lo mismo da.
Inocente o culpable,
igual es soledad.

Los días, las horas
no hay tiempo
no hay después
no hay mañana.

Si la eternidad no es más
que una categoría que no aliviana
ningún ardor,
ningún mañana.

Si no hay mentira,
no hay verdad
tan solo gris,
tan solo todo está gris.

lunes, 30 de mayo de 2011

Desde las montañas del sureste mexicano


Nombramos
para habitar
las cosas

Hablamos
porque somos
hijos del silencio

Cada
conjuro
cada
gorjeo gemido
o nombre
anida lo
sagrado

Solamente
palabra con sol
es humana

No
nace de la leña
No
engendra la ceniza

Basta sólo un silbido de ave entre las ramas.

Juan Bañuelos
Chenalhó, Chiapas
de "Desde las montañas del sureste mexicano", subcomandante Marcos, Ed. Plaza y Janés, México, 1999.

lunes, 23 de mayo de 2011

Milton y Chico

Milton Nascimento es un carioca que nació en 1942, aunque dicen que es mineiro de corazón, ya que fue en Belo Horizonte (estado de Minas Gerais) donde comenzó a cantar en cuanto pudo.
Es un maravilloso músico que anduvo cerca del samba, el pop, el rock y sobre todo de la fusión, particularmente con el jazz. De hecho, grabó con Wayne Shorter y Pat Metheny.
En 1966 la gran Elis Regina grabó una de sus canciones “Cançao do Sal” y lo lanzó a la fama.
Unos añitos después, con otros amigos grabó “Clube da esquina”, que es uno de los grandes capítulos de la historia de la MPB (Para más información sobre MPB, un par de entradas en el blog de Fer)
En 1976 grabó con Chico Buarque esta versión de la canción de Chico… dejo la música, la letra en portugués y la traducción…que la disfruten como la disfruto yo.


Oh, que será, que será
que andan suspirando por las alcobas,
que susurrando en versos y trovas,
que anda escondiendo bajo las ropas,
que anda en las cabezas y anda en las bocas,
que va encendiendo velas en callejones,
que están hablando alto en los bodegones,
gritan en el mercado, está con certeza
en la naturaleza, será que será,
que no tiene certeza ni nunca tendrá,
lo que no tiene arreglo y nunca tendrá,
Que no tiene tamaño.
Oh, que será, que será
que vive en las ideas de los amantes,
que cantan los poetas más delirantes,
que juran los profetas embriagados,
que está en las romerías de mutilados,
que está en las fantasías más infelices,
lo sueñan de mañana las meretrices,
lo piensan los bandidos, los desvalidos,
en todos los sentidos, será que será,
que no tiene decencia ni nunca tendrá,
que no tiene censura ni nunca tendrá,
que no tiene sentido.
Oh, que será, que será
que todos los avisos no van evitar,
porque todas las risas van a desafiar,
y todas las campanas van a
porque todos los himnos van a consagrar,
porque todos los ñinos se han de desatar,
y todos los destinos se van a encontrar,
e el mismo Padre Eterno que nunca fue allá
al ver aquel infierno lo bendecirá.
Que no tiene gobierno ni nunca tendrá,
que no tiene vergüenza ni nunca tendrá,
lo que no tiene juicio.


O que será, que será?
Que andam suspirando pelas alcovas
Que andam sussurrando em versos e trovas
Que andam combinando no breu das tocas
Que anda nas cabeças anda nas bocas
Que andam acendendo velas nos becos
Que estão falando alto pelos botecos
E gritam nos mercados que com certeza
Está na natureza
Será, que será?
O que não tem certeza nem nunca terá
O que não tem conserto nem nunca terá
O que não tem tamanho...
O que será, que será?
Que vive nas idéias desses amantes
Que cantam os poetas mais delirantes
Que juram os profetas embriagados
Que está na romaria dos mutilados
Que está na fantasia dos infelizes
Que está no dia a dia das meretrizes
No plano dos bandidos dos desvalidos
Em todos os sentidos...
Será, que será?
O que não tem decência nem nunca terá
O que não tem censura nem nunca terá
O que não faz sentido...
O que será, que será?
Que todos os avisos não vão evitar
Por que todos os risos vão desafiar
Por que todos os sinos irão repicar
Por que todos os hinos irão consagrar
E todos os meninos vão desembestar
E todos os destinos irão se encontrar
E mesmo o Padre Eterno que nunca foi lá
Olhando aquele inferno vai abençoar
O que não tem governo nem nunca terá
O que não tem vergonha nem nunca terá
O que não tem juízo...(2x)
Lá lá lá lá lá……..




domingo, 22 de mayo de 2011

Bretón - Spinetta

El espíritu del hombre que sueña queda plenamente satisfecho con lo que sueña. La angustiante incógnita de la posibilidad deja de formularse.


Estoy indignada. No puedo entender porqué recién a los 30 años me encuentro embelesada leyendo el Manifiesto Surrealista.
Sin embargo, ante mi reclamo, voces expertas me dijeron que está bien, que son descubrimientos tardíos.

Entre tanto, dejo algunos párrafos de ese Manifiesto de 1924, los que más me gustaron, los que más me conmovieron.

No dejé de lado el tiempo, como dije unos posts atrás. Esto está leído con esa clave también... y para musicalizar en tanto lean esto, dejo "Por" de Spinetta...

"Reducir la imaginación a la esclavitud, cuando a pesar de todo quedará esclavizada en virtud de aquello que con grosero criterio se denomina felicidad, es despojar a cuanto uno encuentra en lo más hondo de sí mismo del derecho a la suprema justicia. Tan sólo la imaginación me permite llegar a saber lo que puede llegar a ser, y esto basta para mitigar un poco su terrible condena; y esto basta también para que me abandone a ella, sin miedo al engaño (como si pudiéramos engañarnos todavía más). ¿En qué punto comienza la imaginación a ser perniciosa y en qué punto deja de existir la seguridad del espíritu? ¿Para el espíritu, acaso la posibilidad de errar no es sino una contingencia del bien?"

"Con toda justificación, Freud ha proyectado su labor crítica sobre los sueños, ya que, efectivamente, es inadmisible que esta importante parte de la actividad psíquica haya merecido, por el momento, tan escasa atención. Y ello es así por cuanto el pensamiento humano, por lo menos desde el instante del nacimiento del hombre hasta el de su muerte, no ofrece solución de continuidad alguna, y la suma total de los momentos de sueño, desde un punto de vista temporal, y considerando solamente el sueño puro, el sueño de los períodos en que el hombre duerme, no es inferior a la suma de los momentos de realidad, o, mejor dicho, de los momentos de vigilia. La extremada diferencia, en cuanto a importancia y gravedad, que para el observador ordinario existe entre los acontecimientos en estado de vigilia y aquellos correspondientes al estado de sueño, siempre ha sido sorprendente. Así es debido a que el hombre se convierte, principalmente cuando deja de dormir, en juguete de su memoria que, en el estado normal, se complace en evocar muy débilmente las circunstancias del sueño, a privar a éste de toda trascendencia actual, y a situar el único punto de referencia del sueño en el instante en que el hombre cree haberlo abandonado, unas cuantas horas antes, en el instante de aquella esperanza o de aquella preocupación anterior. El hombre, al despertar, tiene la falsa idea de emprender algo que vale la pena. Por esto, el sueño queda relegado al interior de un paréntesis, igual que la noche. Y, en general, el sueño, al igual que la noche, se considera irrelevante. Este singular estado de cosas me induce a algunas reflexiones, a mi juicio, oportunas..."

"Envejezco, y quizá sea sueño, antes que esta realidad a la que creo ser fiel, y quizá sea la indiferencia con que contemplo el sueño lo que me hace envejecer."

"El espíritu del hombre que sueña queda plenamente satisfecho con lo que sueña. La angustiante incógnita de la posibilidad deja de formularse. Matá, volá más deprisa, amá cuanto querás. Y si morís, ¿acaso no tenés la certeza de despertar entre los muertos? Dejate llevar, los acontecimientos no toleran que los diferás. Carecés de nombre. Todo es de una facilidad preciosa."

"Este verano, las rosas son azules; el bosque de cristal. La tierra envuelta en verdor me causa tan poca impresión como un fantasma. Vivir y dejar de vivir son soluciones imaginarias. La existencia está en otra parte."

miércoles, 11 de mayo de 2011

Marley, Sartre, Fanon

Hoy hace 30 años que se murió Bob Marley, y aunque los que me conocen saben que en mi eclecticismo musical poco entra el reggae, hay una mística que va más allá del género y que inevitablemente me conmueve.
Pensé en el movimiento rastafari, y entonces, pensé entre otras cosas, en la liberación de África de los imperios europeos. Y de ahí salté a Fanon, y pensé un rato en Argelia.

Y de Los Condenados de la Tierra, me gustan muchas cosas, pero sobre todo el prólogo que le hace Sartre en 1961. De ahí, este fragmento, sin mucho más para decir. Y claro, como corresponde, una bella canción para acompañar la lectura.

(Pero ojo, sigo pensando en el Movimiento Antropofágico; y sé que estoy mezclando todo, porque así funciona el pensamiento, o al menos el mío, en un ir y venir constante, y dice Oswald de Andrade, en ese Manifiesto "antes de que los portugueses descubrieran Brasil, Brasil había descubierto la felicidad.")

"... No es bueno, compatriotas, ustedes que conocen todos los crímenes cometidos en nuestro nombre, no es realmente bueno que no digan a nadie una sola palabra, ni siquiera a su propia alma, por miedo a tener que juzgarse a sí mismos. Al principio ustedes ignoraban, quiero creerlo, luego dudaron y ahora saben, pero siguen callados. Ocho años de silencio degradan. Y en vano: ahora, el sol cegador de la tortura está en el cenit, alumbra a todo el país, bajo esa luz, ninguna risa suena bien, no hay una cara que no se cubra de afeites para disimular la cólera o el miedo, no hay un acto que no traicione nuestra repugnancia y complicidad. Basta actualmente que dos franceses se encuentren para que haya entre ellos un cadáver. Y cuando digo uno... Francia era antes el nombre de una país, hay que tener cuidado de que no sea, en 1961, el nombre de una neurosis."

Jean Paul Sartre, Septiembre de 1961.
Fragmento del prólogo a "Los condenados de la tierra" de Frantz Fanon.


jueves, 5 de mayo de 2011

Vamos comer Caetano

Siguiendo con el post anterior, una canción de Adriana Calcanhoto, con la letra y un videito.
Para bailar antropofágicamente.
Mientras tanto, avanzo con el 1º Manifiesto Surrealista de Bretón y sigo investigando a Dalí. A ver cuánto tardo en volverme loca...


Vamos comer Caetano
Vamos desfrutá-lo
Vamos comer Caetano
Vamos começá-lo

Vamos comer Caetano
Vamos devorá-lo
Degluti-lo, mastigá-lo
Vamos lamber a língua

Nós queremos bacalhau
A gente quer sardinha
O homem do pau-brasil
O homem da Paulinha
Pelado por bacantes
Num espetáculo
Banquete-ê-mo-nos
Ordem e orgia
Na super bacanal
Carne e carnaval

Pelo óbvio
Pelo incesto
Vamos comer Caetano
Pela frente
Pelo verso
Vamos comê-lo cru

Vamos comer Caetano
Vamos começá-lo
Vamos comer Caetano
Vamos revelarmo-nus