domingo, 24 de mayo de 2015

Sin otras cosas


Cambiar
ojos por ojos
otros por otros,
todos por todos,

(nadie por nadie que no es lo mismo pero es igual)

amaneceres prestados
ausencias rasguñadas
desesperadas
molidas
caídas

doliendo

ausencias sin fecha de fin
sin hasta ahí o hasta nunca.

Si-nunca
si-quizás
tal-vez-será
quién-sabe

no deja la rueda girar
o la deja
chi lo sá?
encima de los propios días

Y es que la piel no nos deja ir lejos,
y nos lleva hasta cualquier lugar
con tal de mostrarnos
cómo
cuánto
cuánto que es lo mismo.

Pero sin eso que haríamos?
Si nos llevara al lugar del nunca-saber?
Naufragar en la diferencia-distancia-disritmia.

Y,
al final es siempre amor.

No hay tesoro al final del arcoiris
hay un amor,
o dos
o tres
o cientos.

Lo que no puede es haber otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada